Caen estrellas fugaces en Proyecto Terror (25-6-2017)

25-6-2017. Goretti Irisarri, coautora de la novela Caen estrellas fugaces con Jose Gil Romero, es entrevistada en Proyecto Terror por Patricia Prida

Enlace original:
https://www.ivoox.com/proyectoterror536-audios-mp3_rf_19458160_1.html

Anuncios

CAEN ESTRELLAS FUGACES y ‘El gran apagón’ en La Voz de Galicia (28-5-2017)

Goretti Irisarri es entrevistada por Enrique Vázquez Pita para su artículo El gran apagón: la pesadilla de la era digital en el suplemento dominical Red de La Voz de Galicia

Entrevista-granapagon-lavozdegalicia-caenestrellasfugaces

La novela CAEN ESTRELLAS FUGACES comienza con una extraña tormenta solar en septiembre de 1859, el fenómeno Carrington. En una época tan poco tecnificada, aquel fenómeno llegó como mucho a inutilizar el telégrafo. De darse hoy, sus consecuencias supondrían un gran Apagón tecnológico.

en 1859 estalló la tormenta solar más virulenta de la historia y paralizó las comunicaciones por telégrafo en todo el mundo. Fue el primer apagón cibernético de la historia. «La aurora boreal del domingo, visible en toda esta parte de Canadá y en los Estados Unidos de la Nueva Inglaterra, ha sido la más hermosa que se ha visto hace veinte años a esta parte. Su efecto sobre los alambres telegráficos es de los más singulares. Hubo gran dificultad en transmitir desde las ocho de la noche hasta la una de la mañana», publicaba El Clamor Público hace 158 años.

Este primer Apagón Mundial ha sido novelado por la viguesa Goretti Irisarri y José Gil en su libro de género tecnofantástico Caen estrellas fugaces. «Si entonces no tuvo consecuencias brutales fue debido a que todavía no existía una civilización tecnológica. De darse hoy, los satélites artificiales dejarían de funcionar, acabaría con las comunicaciones de radio, habría apagones eléctricos a nivel internacional. El mundo quedaría apagado durante semanas», dice la coautora.

Al hilo de los recientes ciberataques, el periodista Enrique Vázquez Pita entrevista a la escritora viguesa Goretti Irisarri, coautora con Jose Gil Romero de CAEN ESTRELLAS FUGACES, a modo de gurú de El Gran Apagón

«El Gran Apagón genera miedo, el viejo miedo al apocalipsis, pero es curioso que también se nos despierta enseguida un deseo secreto de que ocurra. Vivimos en un mundo hipertecnológico y estamos hipercomunicados, el teléfono móvil, las redes sociales… Es un exceso diario que al final genera ruido más que comunicación. Cuando ves a todo el mundo en el transporte público con su móvil, sin que nadie mire al de al lado, o a ti mismo en la mesa cenando y atendiendo mensajes, sin hablar con los demás… Si de pronto todo esto dejase de funcionar al menos podríamos volver a mirar y escuchar a nuestro alrededor. En el fondo deseamos ese Apagón; hemos perdido la capacidad de vivir nuestro propio presente», dice Irisarri.

Aquí puede leerse el artículo completo, El gran apagón: la pesadilla de la era digital.

Entrevista-granapagon-lavozdegalicia

Ana Granger entrevista a Jose Gil Romero y Goretti Irisarri en paperblog.com

 

Entrevista a Goretti Irisarri y Jose Gil Romero
Estoy muy contenta de poder traeros la estupenda entrevista que me han concedido los escritores Goretti Irisarri y Jose Gil Romero, dos autores que no paran de cosechar grandes críticas con su primera novela Caen estrellas fugaces que publican con SUMA DE LETRAS. Pero dejo que sean sus autores quienes nos cuenten más cosas:

Sigue leyendo

Ana G. Aranda entrevista a Jose Gil Romero y Goretti Irisarri en anikaentrelibros.com

 

ENTREVISTA

 

¿Qué diferencia hay entre escribir guiones para cine o televisión y escribir una novela del calibre de “Caen estrellas fugaces”?

Jose Gil Romero: Son dos narrativas muy diferentes. En un guión solo debes contar lo que se ve y lo que se oye. Están estrictamente prohibidos el resto de elementos, ya que no es una obra para ser leída sino un instrumento de trabajo para llevar al rodaje. En el guión, además, no puedes entrar en detalles si no son fundamentales en la trama; no puedes decidir cómo es el decorado, eso es labor del director artístico. Y así con todo. El guión no es un fin en sí mismo; la novela sí lo es. A la hora de contar, la novela te permite ser más rico, y también te da más herramientas. El límite está en la imaginación del escritor. Por si esto fuera poco, en la novela no hay límites presupuestarios. Si decides incluir una tormenta gigantesca que asola el cielo de medio mundo no necesitas contar con el departamento de efectos ni te cercenan media obra porque no hay dinero. La libertad es total y eso es un gran placer. Sigue leyendo